jueves, 18 de agosto de 2011


LOS LOROS PELMAZOS

Abierta está la olla.
Matad a estos dos loros
con cianuro y durazno.
Desnucadlos con ritmo
en mi tabla sonora.
Extraed bien sus ojos
de rencor asesino
y haced volar sus plumas
de falsa alejandrita.
Qué pena los loritos,
muertos en la cocina,
qué fanfarrones eran
y qué reiterativos.
Un estorbo concluso
de mal agüero verde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.