jueves, 14 de julio de 2011


Porque tengo pies camino.
Hago zigzag y las baldosas
se levantan detrás de mí.
Los recién nacidos se quedan en el bosque.
Sé que volveré a por ellos.
No hay animales ni globos de colores.
Hay pies y tobillos.
Es como despertar o no saber mentir.
Porque tengo sexo juego al tren de la bruja
y estalla música de feria en mi útero.
Cuando comienza la danza
dejamos escondidos a los hombres.
Es una sepultura temporal
un rito sin malicia consentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.